Zapatos de cuero con cordones

Cómo limpiar cuero – Zapatos, bolsos, carteras, botas…

En LK One by One nos consideramos expertos en tratamiento de piel. Por ello, hoy os traemos una explicación de cómo limpiar cuero para un correcto mantenimiento de nuestros básicos de moda.

El cuero es un material transpirable muy usado en la ropa y complementos por ser confortable y elegante, sin embargo es difícil de limpiar.

Por ello, en LK One by One vamos a establecer unos pasos a seguir para facilitar el proceso y no estropear el artículo con productos.

Limpiar cuero sin mojar

Cuando nos disponemos a eliminar la suciedad de nuestros zapatos de cuero o bolsos de cuero debemos hacer algo primero, y es limpiar con un trapo seco. No debemos mojar el material, sino quitarle la película de polvo. Si no hacemos esto con frecuencia las partículas de polvo obstruyen los poros de la piel que la hacen transpirable y perdemos las facultades del cuero.

limpia cuero

Este protector impide que se forme una capa de polvo y se obstruyan los poros para que la piel no pierda sus propiedades.

Los productos químicos son malos para el cuero

Los productos químicos pueden estropear el artículo que estemos tratando de limpiar. Aplica en una parte que no se vea si quieres comprobar los efectos de este producto sobre el bolso o lo que quieras limpiar.

El agua es enemigo del cuero, así que nunca mojes directamente el objeto que desees limpiar. Por tanto, mojaremos siempre el paño y frotamos un poco con él sobre el material. Siempre debemos extendernos sobre el objeto de forma homogénea para no saturar unas zonas más que otras.

El cuero, al igual que otras pieles naturales, necesita hidratación y nutrientes. De lo contrario se termina resecando, perdiendo su tonalidad y tacto pudiendo llegar a rajarse. Para evitar esto debemos tener un producto nutritivo en formato crema o líquido. Aplicaremos sobre un paño y distribuiremos de forma equilibrada por el artículo.

Una vez eliminado el polvo de la superficie, podemos aplicar un poco de crema de calzado de la tonalidad del artículo. Siempre con un trapo de tela y aplicándolo con la punta. Después podemos frotar con un cepillo de cerdas suaves para obtener el brillo.

Para limpiar correctamente una botas o zapatos de cuero, debemos primero de reunir una serie de materiales:

Se necesita una toalla o paño de microfibra, agua, cepillo de cerdas suaves y acondicionador para cuero.

1- Cepillar con más o menos fuerza para quitar el polvo de la superficie y liberar los poros de la piel.

2- Mojar el paño de microfibra con agua y humedecer con cuidado y uniformemente por todo el zapato, aplicando en forma de círculos. Recuerda secar rápidamente o poner al aire o que le de el sol para no estropear el artículo.

3- Una vez hecho esto, queda aplicar el acondicionador de cuero para nutrir la piel del zapato, bota, bolso… También debemos hacerlo con cuidado haciendo movimientos circulares para que quede homogéneo.

4- Como paso final opcional podríamos aplicar el impermeabilizante para cuero que impedirá que se pose el polvo y obstruya los poros de la piel del artículo.